FAN DE BIG BANG THEORY. COCINERA AMATEUR.
LECTORA EMPEDERNIDA. RESPONSABLE DE LAS VENTAS EN MI NEGOCIO. 

AYUDANDO A AUTÓNOMOS A RECONCILIARSE CON LA VENTA Y SORPRENDERSE DE LO QUE SON CAPACES DE CONSEGUIR CUANDO APRENDEN A VENDER. 

100% 

COMPROMETIDA con ayudar a buenos profesionales a ganar confianza en la venta

100% 

en CONTRA de las técnicas de venta manipulativas y aceitosas del pasado

100% 

MOTIVADA por mi familia, mis clientes y el chocolate puro

Hola, mi nombre es...
Isabel Anthony Torres

En los últimos años he ayudado a cientos de profesionales que trabajan por cuenta propia a ganar confianza en la venta y  tener habilidades para venderse y vender, compartiendo una filosofía, unas pautas y un entorno de apoyo.


Conozco el juego interno de la venta.


Sé que las razones por las que tus clientes te compran son tu profesionalidad, la confianza en ti, y la calidad de tu producto o servicio. Pero también sé que hay muchos clientes potenciales que estarían encantados de trabajar contigo, pero que todavía no lo saben. Es muy posible que no estés consiguiendo transmitir tu valor, no sepas gestionar las objeciones, te cueste hablar de precios, o no sepas qué decirles para conseguir su atención o interés.

Aunque mis alumnos y clientes buscan un método para vender más, en mí también encuentran una filosofía de la venta que encaja con sus valores y una fuente de entusiasmo y positividad.

La venta no es algo que le haces "a" alguien, sino algo que haces "para" alguien. La mayor transformación ocurre cuando verdaderamente pones al cliente en el centro de tu negocio.”

LAS CUALIDADES (y defectos!) QUE HACEN QUE LA GENTE ME QUIERA O ME ODIE

  1. Siempre olvido el final de los chistes. Lo sé, es lamentable.
  2. Me irrita la incompetencia y la actitud de hacer “lo mínimo”. Si algo puede hacerse bien, no me gusta nada que se haga mal.
  3. Tengo mucha paciencia con las personas. Creo que no hay que tratar a todos como si fueran clavos, simplemente porque uno sea un martillo.
  4. Soy una máquina de ejecución.
  5. Me exijo mucho porque me gusta que aquello que consigo sea por méritos propios. Si algo me resulta fácil y obvio, me cuesta darme reconocimiento por ello.
  6. Puedo enseñarte a vender NO porque sea mi talento natural, sino por lo contrario. Yo también escuché de pequeña el mensaje: “Estudia. Sé buena en lo tuyo. La calidad de tu trabajo hablará por si misma.”. Me pilló por sorpresa tener tanta resistencia a venderme cuando empecé a trabajar por cuenta propia. 
  7. Se me dan fatal las plantas. Se me mueren hasta los cactus.
  8. Me cuesta pedir ayuda, tiendo al “ya lo hago yo”.
  9. Por más que lo intento no me sale el Swish-Swish (o eso dice mi hijo)
  10. Me encanta dormir. También necesito momentos de desconexión, porque la cantidad de estímulos diarios me hiper-acelera.
  11. No me viene de serie esto de ser “emprendedora”. Me encanta trabajar por cuenta propia y valoro mucho la calidad de vida que me ofrece y lo que me permite descubrir, pero me desgasta el desafío constante de gestionar la incertidumbre.
  12. Un recuerdo embarazoso de mi infancia es cuando monté tal pitote en la guardería porque no me gustaban las lentejas, que las eliminaron completamente del menú. Mis padres todavía se ríen por ello. Espero que la cocinera de la guardería también. [ Por cierto, a día de hoy me encantan.]
  13. Me mando WhatsApps a mí misma para recordarme cosas. De hecho, tengo varios grupos de WhatsApp (en los que sólo estoy yo) en plan “lista de la compra”, “ideas para niños”, “great marketing”, etc
  14. Desconfío cuando escucho el mensaje de “me arruiné, vi la luz, conseguí libertad financiera y voy a enseñarte como tú también puedes hacerlo”.
  15. Tengo alergia a los gatos. Cuando vivía en Holanda fui a casa de un amigo que tenía 7 gatos. Pensé: “Vaya, pues me pasaré la tarde estornudando.” Pues no, casi me da un shock anafiláctico, tanto pelo de gato que había por todas partes. No me ha vuelto a ocurrir, pero si tienes muchos gatos tendré que guardar las distancias (a ellos, no a ti).
  16. Soy médico de formación, y estudié Medicina y Cirugía en Valencia en la promoción 2001-2007. En la escuela fui alumna de sobresaliente, y en la universidad vi rápidamente que había mucha gente mucho más lista que yo. Me gustaba estudiar, pero me maravillaban mis compañeros que sacaban matrícula tras otra. Otra liga. 

Lo que mis alumnos dicen  de mí

"

Para mí hacer ventas era una pesadilla. Los cursos de Isabel son amenos, entretenidos y muy útiles.  En las semanas posteriores al curso de ventas cerré 4 proyectos que quizá se me habrían escapado de otra manera.


Rosa Bassols 

 / Arquitecta

"

Mi problema es que siempre he sido director general de pymes y nunca he tenido que vender, y resulta que vender es mucho más difícil de lo que pensaba al principio. He duplicado mi conversión de 1ª visita a cliente.


Albert Campi

/ Consultoría de empresas

"

Antes me tomaba las objeciones de manera personal. Con Isabel 

experimenté una nueva forma de vender, mucho más fácil, más directa, menos preocupación si lo he hecho bien o mal. Practicas y ves resultados. Os recomiendo.


Juan José Martínez

/ Fotógrafo

BIO OFICIAL

Isabel Anthony Torres ha estado ayudando a autónomos y dueños de negocios unipersonales durante toda una década.


Tras completar sus estudios de Medicina y Cirugía en la Universidad de Valencia, y habiendo empezado su primer negocio durante la carrera, sintió atracción por las oportunidades asociadas con trabajar por cuenta propia. Sin embargo, su dificultad para vender (asignatura que no le enseñaron ni en casa ni en la escuela) le llevó primero a explorar profundamente las metodologías disponibles, y después a crear la suya propia.


Creadora de los programas Vender Con Valores, Ventas 10X e Inteligencia Comercial, ha ayudado a más de 800 alumnos en sus cursos avanzados, y muchos miles más en sus cursos y actividades gratuitas.


Nacida en Canadá, criada en Valencia (España) y tras varios años viviendo en Alemania y Holanda, Isabel vive desde el 2010 en Barcelona con su marido y sus 3 hijos, y es oficialmente la peor contadora de chistes del mundo.

No importa qué vendes o lo difícil que sea tu mercado. Al final, tu éxito depende de tu capacidad para mostrar el valor de tu trabajo. 

Únete y te enseñaré a conseguir más nuevos clientes en tus conversaciones de venta.