plan de marketing restaurante

Claves para el plan de marketing de un restaurante diferente

Ya sabrás que el tipo de negocio en el que te encuentres afectará a cómo estructuras y desarrollas tu plan de marketing. Restaurante, tienda de ropa, videoclub…, todos son negocios diferentes con características propias.

En este post voy a contarte algunas claves y técnicas para aplicar al plan de marketing de un restaurante diferente, es decir, un restaurante que aporta algo que su competencia no aporta.

El eje principal: los alimentos

Los alimentos son el producto principal de tu restaurante, por lo que debes cuidarlos al máximo. Esto quiere decir que debes cumplir unos mínimos de calidad muy exigentes como el buen sabor y, además, añadirles un valor añadido.

A continuación te comento tres ejemplos de cómo conseguir un restaurante diferente incluyendo el marketing sensorial en tu plan de marketing:

  1. Restaurante y olores. ¿Sabías que los estímulos captados por el olfato son los únicos estímulos sensoriales que van directamente al cerebro emocional? Si cuidas el olor en tu restaurante, estarás uniendo el marketing sensorial con el marketing emocional. Esto se aplica tanto a tus clientes actuales (procura que el comedor esté inundado de un olor agradable y habitual, que no tiene por qué ser olor a comida, para que cada vez que tus clientes lo huelan fuera de tu restaurante te recuerden con emociones positivas) como a tus clientes potenciales (procura que el olor que sale de tu restaurante hacia fuera sea lo más exquisito posible y provoque ganas de entrar en él).
  2. Restaurante y vista. El 80% de la información que percibimos del entorno procede del sentido de la vista. Es obvio entonces que debes cuidar este sentido también en tus alimentos (habrás escuchado muchas veces la expresión “comer con los ojos”). ¿Has pensado en incluir a un diseñador gráfico en tu equipo de cocina? Los diseñadores gráficos están entrenados para saber cómo colocar en un espacio los elementos visuales de forma que sean lo más atractivos posibles. Hacerlo aportará sin duda un valor añadido a tu restaurante, ya que ¿cuántos restaurantes conozcas con un diseñador gráfico en su cocina?
  3. Restaurante y oído. Los antiguos romanos inventaron el brindis y el chinchín porque el oído era el único sentido que no disfrutaba en sus comidas. En el plan de marketing de tu restaurante, incluir música de fondo puede estar muy bien, pero no aporta valor añadido. Sin embargo, el ruido de las brasas o de una chimenea crepitando, además de relajar, recuerda a las barbacoas y a situaciones gastronómicas muy apreciadas por la mayoría de la gente. ¿Qué tal si sustituyes la música de fondo por algún sonido de este tipo?

El equipo humano

Los clientes de tu restaurante estarán inevitablemente en contacto con las personas de tu equipo: camareros/as, cocina, personal de barra… ¿Qué valor añadido pueden aportar estas personas a tus clientes?

Las posibles respuestas podemos encontrarlas en el neuromarketing. El plan de marketing de un restaurante diferente debe tener en cuenta el funcionamiento del cerebro de sus clientes si quiere ser diferente de su competencia.

Por ejemplo, ¿sabías que el cerebro humano está más receptivo a estímulos placenteros si su estado emocional es positivo? Esto quiere decir que si en el plan de marketing de tu restaurante incluyes la generación de emociones positivas antes de la percepción de los alimentos, tus clientes experimentarán con mayor placer el sabor, el olor y la visión de los platos que les sirvas.

¿Cómo puedes conseguir un estado emocional positivo en tus clientes? Es más sencillo de lo que parece. El cerebro humano tiene un tipo de neuronas llamado neuronas espejo que se encargan de “reflejar” y adoptar las emociones que perciben del entorno. Cuando percibimos miedo en los demás, sentimos miedo; cuando percibimos tristeza, nos ponemos tristes… y cuando nos sonríen y nos tratan con naturalidad, más allá de la fría formalidad de muchos restaurantes de alta categoría, sentimos alegría y nuestro cerebro adopta un estado emocional positivo.

En otras palabras: el equipo humano de tu restaurante debe contagiar su alegría a tus clientes incluso antes de cruzar la puerta.

¿Qué otras formas de conseguir un restaurante diferente se te ocurren haciendo uso del marketing sensorial y del neuromarketing? ¡Me encantará leerlas!vender con valores

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *