estrategia competitiva

Guía para diseñar una estrategia competitiva con la que diferenciarte

¿Te gustaría tener una guía para diseñar una estrategia competitiva con la que diferenciarte de tu competencia? Deseo concedido: aquí la tienes 😉

Paso 1. Ponte en la mente de tu cliente

¿Qué considera diferente tu cliente potencial? Recuerda siempre: No importa lo que sea diferente para ti. Lo importante es lo que sea diferente para tu cliente.

Al diseñar tu estrategia competitiva debes investigar qué ofrecen tus competidores, encontrar un patrón y romperlo. Por ejemplo, si todos tus competidores ofrecen al público objetivo regalos promocionales, no los ofrezcas tú también. No importa que el regalo promocional que tú ofrezcas te parezca especial y diferente a los demás: tus clientes verán “más de lo mismo”, más regalos promocionales. Poniéndote en su mente y ofreciendo otra cosa es como triunfará tu estrategia competitiva.

Paso 2. Diferencia el contenido de tu mensaje (el qué)

Una pregunta esencial que debes responder al diseñar tu estrategia competitiva es: ¿qué ofreces a tus clientes? ¿Un producto o un servicio? ¿Un electrodoméstico o teléfonos móviles? ¿Qué gamas de productos manejas?

Una vez respondidas estas preguntas básicas, toca preguntarse: ¿cuál es la diferencia entre lo que tú ofreces y lo que ofrecen tus competidores? Aunque te cueste encontrarla, siempre hay una. Puedes, por ejemplo, ofrecer electrodomésticos con un servicio de dudas por ticket que no ofrecen tus competidores. Busca o crea esa diferencia y comunícasela a tu cliente.

Paso 3. Diferencia el beneficio de tu cliente (el para qué)

Una vez que ya le has dicho a tu cliente qué le ofreces, dile para qué se lo ofreces. ¿En qué le va a ayudar? Si no dejas claro el para qué, las probabilidades de que te compren se reducirán drásticamente.

¿Para qué vendes una lavadora? Muchos de tus competidores dirán: “para que mi cliente pueda lavar su ropa”. Obviamente. Pero ¿para qué quieren lavar su ropa? ¿Para ahorrar tiempo y no tener que lavarla a mano, para sentirse seguros en cuanto a higiene o para no gastar dinero en una lavandería? Ahí es donde debes encontrar la diferenciación de tu estrategia competitiva. Investiga a tu cliente y descubre para qué quiere realmente comprar lo que ofreces.

Paso 4. Diferencia la forma de tu mensaje (el cómo)

Ya tienes claro el qué y el para qué. Ahora llega el momento de pensar en el cómo, una variable que también influye en cualquier estrategia competitiva.

¿Cómo vas a transmitirle tu mensaje a tu cliente de forma diferente? El marketing de guerrilla suele resultar muy diferencial y se recuerda muy bien. Aunque también puedes utilizar internet. ¿Una web, un blog, una página de Facebook…? Todo eso ya está muy visto. ¿Se te ocurre algo que pueda romper con lo que tu cliente suele ver?

O mejor aún: ¿se te ocurre alguna forma de utilizar de forma diferente una web, un blog o una página de Facebook? Piensa en el tono, en la forma, en el estilo. Quizá quieras echarle un vistazo a la web de la agencia de publicidad Sra. Rushmore (http://www.srarushmore.com/). ¿No crees que la forma de presentación es muy diferente a la de otras webs que ofrecen servicios de publicidad? ¿Cuál crees que se recordará mejor?

Paso 5. Ofrece un valor añadido

Obviamente, si añades algo a lo que normalmente se ofrece, ese algo será diferente, ya que en ningún otro sitio se ofrece. Este valor añadido puedes utilizarlo dentro de tu estrategia competitiva para diferenciarte.

Esto ocurrió cuando las cafeterías y las cervecerías empezaron a servir tapas con la consumición. La primera que lo hizo daba algo que las demás no daban y eso le sirvió de diferenciación. El problema fue que ese valor añadido era muy fácil de copiar y ahora todas lo ofrecen. ¿Qué valor añadido puedes ofrecer tú que, además, sea único y a tus competidores les resulte difícil copiar?

Si haces girar tu estrategia competitiva alrededor de los 5 pasos que te he comentado en esta guía, conseguirás no solo atraer más la atención de tu cliente, sino también conseguir que recuerden mejor tu marca y tu mensaje y se involucren más contigo.

¿Qué formas se te ocurren para diferenciarte siguiendo estos pasos? Puedes dejar un comentario con ellas y quizá surja alguna idea que sirva como punto de partida para tu estrategia competitiva 😉

vender con valores

CTA curso vender con valores

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *