tecnicas de relajacion

Técnicas de relajación para conseguir la dosis exacta de estrés

¿Te has sentido con estrés en el trabajo durante los últimos días o las últimas semanas? En caso afirmativo, ¿cuál ha sido esa dosis de estrés? ¿Ocurrió durante una negociación, durante una venta…?

Una pregunta más: ¿sabías que el estrés se puede tener bajo control si conoces las técnicas de relajación adecuadas?

El estrés en dosis rebajadas es beneficioso (el llamado “estrés bueno”), ya que te permite estar alerta y con energía. Lo verdaderamente peligroso viene cuando experimentar estrés se convierte en algo frecuente a lo largo del día y durante todos los días y cuando el estrés experimentado supera el nivel debido, es decir, cuando en vez de activarte te pone nervioso y te hace sufrir (el llamado “estrés malo).

La buena noticia: conociendo las técnicas de relajación que te voy a contar podrás controlar la dosis exacta de estrés en tu organismo.

Técnicas de relajación

Las siguientes técnicas de relajación te ayudarán no solo a alcanzar un bienestar general mayor, sino que también te permitirán tener bajo control situaciones puntuales en las que experimentes un pico elevado de estrés, como puede ser en una negociación o en una venta con un cliente conflictivo.

La técnica de relajación que, bien utilizada, suele ser más eficaz es la técnica del recorrido inverso. Como ya has leído arriba, cuando un agente estresor se presenta ante ti, se genera una reacción química que tiene efectos a nivel físico. Es decir, el estrés se crea empezando por tu cerebro y terminando en tu cuerpo. De la misma forma, cuando tu cerebro detecta que no hay peligro, tu cuerpo termina relajándose.

Pero ¿sabías que puedes invertir este recorrido cerebro-cuerpo y convertirlo en cuerpo-cerebro? Esto significa que, si controlas voluntariamente las manifestaciones de estrés en tu cuerpo, tu cerebro se verá afectado por ellas y reducirá la liberación de sustancias que provocan estrés. Uno de los ejemplos más conocidos es controlar la respiración. Si al sentir estrés tu respiración se acelera, como ocurre habitualmente, puedes reducir voluntariamente su ritmo y con eso conseguirás minimizar el efecto de aquella reacción química, con lo cual tu cerebro terminará por “apagarla”.

Lo más importante de esta técnica es que seas consciente de que cada cuerpo funciona de forma distinta y que, mientras que a algunas personas reducir el ritmo de su respiración les resulta increíblemente eficaz para controlar el estrés, a otras personas no les ayuda. Lo que debes hacer para usar la técnica de relajación del recorrido inverso es volverte consciente de qué manifestaciones físicas controlables experimenta tu cuerpo bajo estrés y practicar el ponerlas bajo control. Ejemplo: si eres de las personas que bajo estrés realizan movimientos rápidos y nerviosos, centra tus esfuerzos en realizar movimientos lentos y controlados. De hecho, esto es en lo que se basan el tai chi y otras artes marciales basadas en movimientos lentos y que tienen como uno de sus objetivos reducir el malestar generado por el estrés.

Otra técnica de relajación importante es la técnica de “¿qué es lo peor que puede pasar?”. El cerebro humano funciona por comparación. Entiende que una situación es mala porque la compara con situaciones buenas que guarda en su memoria y entiende que una situación es peligrosa porque recuerda situaciones seguras. Si en una situación de estrés te preguntas “¿qué es lo peor que puede pasar si esto sale mal?”, la mayoría de las veces te darás cuenta de que la situación no es tan peligrosa ni tan grave como tu cerebro la está interpretando.

Por ejemplo, una situación habitual de estrés es el cierre de una venta. Muchas ventas no se cierran sencillamente porque el estrés juega malas pasadas al vendedor. Si en una situación así te preguntas “¿qué es lo peor que puede pasar si no cierro la venta?”, te darás cuenta de que las consecuencias no son graves, tu cerebro se relajará y entonces, por paradójico que parezca, aumentarán las probabilidades de que cierres esa venta.

Por supuesto, existen muchas otras técnicas de relajación, pero te aseguro que si pones en práctica de la forma correcta las que te he contado, tus niveles de estrés se reducirán en poco tiempo.

Y tú, ¿en qué momentos sueles sentir estrés? Puedes compartirlo con nosotros a través de un comentario. ¡Te sorprenderá ver que no eres el único que experimenta estrés en esas situaciones!

vender con valores

CTA curso vender con valores

Comentarios

4 sobre on “Técnicas de relajación para conseguir la dosis exacta de estrés

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comentarios

4 sobre on “Técnicas de relajación para conseguir la dosis exacta de estrés

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *