motivacion en el trabajo

Motivación en el trabajo: sueldos VS autorrealización

¿Alguna vez te has preguntado cómo es posible que exista el software libre? Es decir, un conjunto de programas creados por millones de personas de todo el mundo que los desarrollan de forma gratuita (por ejemplo, el sistema operativo Linux) ¿Y qué me dices de los sistemas de voluntariado, en los que las personas que participan en ellos trabajan a jornada completa sin cobrar nada?

La respuesta a estas incógnitas puedes encontrarla en el concepto de motivación intrínseca, es decir, aquel tipo de motivación que sale de uno mismo y que impulsa a realizar un trabajo cuya recompensa es la propia realización del trabajo.

Tanto si tienes un equipo de personas a tu cargo como si trabajas por tu cuenta y quieres mejorar tu motivación en el trabajo, en este post te voy a contar algunas fórmulas que puedes aplicar para que la realización de ese trabajo se alimente de una motivación intrínseca.

Los sueldos

Los sueldos proporcionan un tipo de motivación en el trabajo que se conoce como motivación extrínseca, una motivación que no sale de uno mismo, sino que es alimentada por una recompensa externa: el dinero.

Obviamente, el dinero es importante y las personas que realizan labores de voluntariado o dedican su tiempo a desarrollar software libre tienen ya cubiertas sus necesidades básicas: comida, ropa, vivienda, etc. El sueldo es, por tanto, algo necesario. Pero eso no quiere decir que deba ser la motivación de tu equipo o tu motivación en el trabajo.

Cuando alguien realiza un trabajo solo por el dinero que le proporciona, no estará dispuesto a invertir más tiempo del necesario en él. Su cabeza se desconectará nada más termine la jornada laboral y no pensará en soluciones creativas a los problemas que surgen durante ella. No le pondrá interés. Esta es la espada de Damocles de muchos negocios, empresas y proyectos profesionales.

En cambio, cuando la motivación en el trabajo surge del propio trabajo y no del dinero que se va a recibir por él, las personas actúan de forma muy diferente y están dispuestas a invertir su tiempo y sus esfuerzos para que el negocio o el proyecto salga adelante aunque eso implique salirse del horario laboral.

¿Cómo puedes conseguir esta motivación en el trabajo para tu equipo o incluso para ti mismo?

Los valores

Todas las personas tienen unos valores, entendiendo como valores las ideas que les impulsan a actuar. Si tienes la idea de que el mundo necesita mejorar su cuidado por el medio ambiente, estarás dispuesto a invertir tu tiempo y tus esfuerzos en mejorar el cuidado por el medio ambiente y concienciar a la gente de esta necesidad. Te sentirás autorrealizado. En cambio, si tienes la idea de que un trabajador no debe bajo ningún concepto trabajar más de lo que contempla su jornada laboral, lo tendrás difícil para invertir tu tiempo y tus esfuerzos en un proyecto profesional que requiera de ellos.

Este tipo de valores son los que debes detectar en los miembros de tu equipo incluso antes de contratarlos. Debes preguntarles tanto como sea necesario para asegurarte de que sus valores coinciden con los objetivos de tu negocio o proyecto.

Y para ti mismo, otro tanto de lo mismo: escanéate, pregúntate y autoanalízate cuanto sea necesario para descubrir tus valores y saber cómo van influir en tu motivación en el trabajo. No te embarques en negocios o proyectos en los que no crees, porque trabajar en ellos solo con motivaciones extrínsecas no te llevará a ninguna parte.

La carrera profesional

Muchas veces, lo que realmente motiva de forma intrínseca a un trabajador es saber cuánto va a aportar el trabajo actual a su carrera profesional.

Las personas que suelen tener este tipo de motivación en el trabajo son personas ambiciosas que pueden aportar mucho a tu negocio o proyecto, pero que también pueden irse a otro distinto si ven que les aportará más a su carrera profesional. La clave es, por tanto, que investigues sobre sus valores y hagas que esa persona pueda trabajar para ellos en tu negocio o proyecto en lugar de trabajar solo por su carrera profesional.

¿Qué otros tipos de motivación en el trabajo conoces? ¿Te animas a comentarlos a continuación?vender con valores

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *